EL ASESINATO DE KENNEDY II

Etiquetas:



EL ASESINATO DE KENNEDY

22 DE NOVIEMBRE DE 1963

UN GOLPE DE ESTADO ENCUBIERTO II




4º-JIM GARRISON Y LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN

Debemos agradecerle a Jim Garrison, fiscal del distrito de Nueva Orleans, el gran favor que realizó a la verdad investigando el asesinato del presidente. Si ya hemos señalado que otros investigadores y periodistas trabajaron por su cuenta para averiguar datos del asesinato ( que a Garrison le fueron de valía en muchos casos) será el propio Garrison el que ponga en marcha un juicio sobre el magnicidio.

Garrison (JG) era como digo fiscal del Distrito de Nueva Orleans, y el mismo día del asesinato se sintió atraído por una breve información que dio en TV un portavoz del FBI que declaró que Oswald había pasado ese verano en Nueva Orleans. JG preguntó inmediatamente a sus ayudantes si recordaban al tal Oswald y que investigaran algún dato que pudiera ayudar al FBI. Uno de ellos lo recordaba ( un tipo raro) y recordaba también su relación con David Ferrie, un hombre conocido en los bajos fondos de Nueva Orleans. Aquel mismo día JG decidió interrogar a Ferrie para averiguar si podía encontrar algún indicio o relación que ayudara a investigar el caso. En el interrogatorio a Ferrie, este negó conocer a Oswald, pero reconoció que el día antes del asesinato había volado en avioneta (Ferrie era piloto) hacia Dallas con unos amigos a patinar sobre hielo. A JG le extrañó la historia, dado que ese mismo día cayó una gran tormenta en Texas. Esto, junto al nerviosismo que mostró Ferrie durante el interrogatorio hizo que JG le detuviera para que el FBI le investigara más a fondo.

 
(David Ferrie y Lee Oswald se conocían desde la época de la patrulla civil.Esta foto lo atestigua, aunque la CW jamás encontró indicios de esa relación.) 

Poco después el FBI puso en libertad a Ferrie y el portavoz del FBI de Nueva Orleans declaró en rueda de prensa que la detención de Ferrie había sido por orden de Garrison, que el FBI no había tenido nada que ver y que Ferrie estaba limpio. A Garrison le extrañó esta "agresividad" del FBI ante su cumplimiento del deber. El tema quedó ahí y pasaron los años, hasta que en 1967 Garrison en un vuelo hacia Washington, se encontró con un congresista amigo suyo, al que tenía mucho aprecio por su honradez e inteligencia. Durante el vuelo tuvieron una conversación y el congresista le dijo que no se creía lo de la CW ni lo del asesinato de Kennedy. Para Garrison, que hasta entonces había vivido de espaldas al caso, esta conversación fue un revulsivo que le llevó a retomar 
el interés. 



(El siniestro aspecto de David Ferrie, que padecía alopecia, no pasaba desapercibido. Testigos del atentado recordaban haber visto un hombre de aspecto estrafalario por los alrededores. Murió en estrañas circunstancias, cuando Garrison se disponía a interrogarle. Con su muerte desaparecía uno de los principales testigos del caso). 


Lo primero que hizo fue encargar todos los tomos de la CW y leer el informe. Allí comenzó todo. Para empezar se sorprendió de que todos los tomos estuviesen desordenados y no hubiese un índice adecuado. Parecía como si las pruebas, los hechos y las declaraciones fueran un conjunto inconexo. Todo estaba allí, pero desordenado. Le sorprendió la forma en la que fue detenido Oswald, sin una acusación formal, le escandalizó que durante su interrogatorio (12 horas) no hubiese un abogado ( con lo cual, todo lo declarado por Oswald no tendría validez en un juicio), ni una acusación formal contra él: parecía como si Oswald hubiese sido detenido, no se sabía bien porqué y no se le podía acusar exactamente de nada. Su perplejidad alcanzó niveles de rabia cuando repasó los testimonios de testigos durante el asesinato, testimonios ignorados o pasados por alto por la CW y definitivamente se indignó cuando, durante el interrogatorio del oficial de Oswald durante su entrenamiento en los marines, este reconoció que Oswald había realizado un examen de ruso. Garrison leyó la declaración y le pareció definitivamente que allí había gato encerrado. A la respuesta del oficial, el interrogador de la CW pasó automáticamente a otra pregunta y Garrison se preguntó ¿cómo puede ser que un dato tan importante pase inadvertido para el interrogador? ¿Cómo puede ser que datos importantes declarados en este informe pasen desapercibidos o sean ignorados por la comisión?. ¿Cuando Lee Bowars declara que ha visto algo raro detrás de la valla del montículo, el interrogador pasa automáticamente a otro tema?. Cuando un policía de Dallas reconoce la detención preventiva de los tres mendigos, el interrogador de la CW no pregunta si fueron interrogados en comisaría, qué declararon o qué aspecto tenían los mendigos…todo es pasado por alto y no hay que ser abogado para ver que algo falla clamorosamente.

Con esta inquietud personal, Garrison comienza a investigar las conexiones de Oswald en Nueva Orleans durante el verano de 1963. Pronto descubre que Oswald había sido detenido por un altercado público en la calle, cuando repartía propaganda pro-castrista. Fue interceptado por un grupo de exiliados anticastristas que le increparon. El policía que detuvo a Oswald aquel día declara en su informe de aquel mismo día que "todo le había parecido un montaje". Los pasquines que repartía Oswald llevaban escrita una dirección, calle Camp, que Garrison investigó. Encontró, con gran sorpresa, que aquella dirección correspondía al mismo edificio donde había trabajado Guy Banister, ex agente del FBI y del NIS (servicio de información naval) que además era un conocido anticomunista y fascista de Nueva Orleans, presidente de la Liga Anticomunista del Caribe. Garrison se preguntó ¿cómo puede ser que Oswald tuviera su oficina supuestamente procastrista en el mismo bloque que el mayor anticomunista de Nueva Orleans.?. La única diferencia era que el edificio daba a dos calles diferentes, calle Camp y calle Lafayette, pero era el mismo bloque. Pronto descubrió JG que en realidad Oswald conocía perfectamente a Banister y que la pelea de la calle había sido un montaje para conseguir un aire de "procastrista" en Oswald que le permitiese entrar en contacto con organizaciones y personas progresistas de la ciudad, en calidad de topo. Además le ayudaba el hecho de haber sido exiliado a la URSS. Todo ello le daba una tapadera de marxista cuando en realidad estaba trabajando intensamente junto a Banister en los grupos armados de exiliados cubanos y agentes de la CIA que trabajaban en la operación Mangosta (guerra de guerrillas, sabotajes, asesinatos en Cuba). La oficina de la calle Camp no era otra cosa que la sede central del operativo en Nueva Orleans, justo enfrente de la oficina del FBI en la ciudad ( del que Bannister había formado parte) y muy cerca de las oficinas de la CIA y el NIS en Nueva Orleans.

Garrison encontró evidencias y testigos que afirmaban esta relación y la pertenencia de Oswald a los grupos anticastristas, lo que le sorprendió y abría nuevas líneas en la investigación: nada más y nada menos que el declarado por la CW "asesino del presidente" había mantenido estrechas relaciones con la comunidad de inteligencia de los EEUU. Todo empezaba a oler muy pero que muy mal. También descubrió que David Ferrie formaba parte del grupo y que a la cabeza había un tal Clay Bertrand. Este era supuestamente el pez gordo que dirigía todo el operativo mangosta en Nueva Orleans. Pero Garrison no logró encontrarlo en un principio. Prosiguió sus investigaciones y supo que Kennedy había ordenado aquel mismo verano (1963) que el operativo mangosta fuese suspendido y que todas las armas y los campamentos de entrenamiento fuesen desmantelados. El FBI cumplió las órdenes a regañadientes pero esta orden de Kennedy levantó ampollas en la comunidad de exiliados y en la CIA, que se sintieron traicionados de nuevo por Kennedy.

Finalmente Garrison dio con Clay Bertrand: se trataba de Clay Shaw, hombre de negocios muy conocido en Nueva Orleans, y que había sido acusado en su día por un periódico italiano de dirigir una empresa llamada Mondo Comerciale que trabajaba como tapadera de la CIA para operaciones encubiertas de propaganda política anticomunista en Italia.

Inmediatamente el caso salió a la luz (la oficina de Garrison estaba siendo espiada desde hacía tiempo) y todo el sigilo que JG había querido hasta recopilar más pruebas se fue al garete. Esto provocó inmdiatamente la muerte en extrañas circunstancias de David Ferrie (dejó dos notas de suicidio sin firmar y la autopsia dijo que se trataba de un paro cardíaco) con lo que desaparecía una de las piezas para esclarecer el caso.


(Clay Shaw, alias Clay Bertrand. La Comisión Warren no encontró indicios de su pertenencia a la CIA, pero Richard Helms, antiguo director de la Agencia, reconoció en 1976 que Shaw "había tenido relaciones con la CIA") .
 
Finalmente se celebró el juicio, en el que Garrison expuso las pruebas que aquí hemos señalado a lo largo de este texto, y muchas más que me dejo. Entre ellas, por primera vez, y gracias al trabajo de Garrison, fue posible ver la cinta de la grabación de Abraham Zapruder (cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo) en la que se ve claramente el asesinato, como Kennedy se pone las manos en la garganta cuando recibe el primer disparo (prueba de que le vino desde delante y no desde atrás) así como el disparo de la cabeza, frontal y desde el lado. Resulta imperdonable que esta película, comprada a Zapruder por la revista Time-Life estuviera años guardada en un cajón sin ser publicada. El motivo está claro, porque a ojos vista desmonta totalmente la lógica de la Comisión Warren. ¿cómo un medio de comunicación puede autocensurar unas imágenes que hubieran representado un éxito exclusivo sin precedentes si no es porque de por medio hay la voluntad clara de tapar y ocultar la verdad?.

Más tarde, otras fotos como la de Mary Moornan, Orveyl Nix o Altgens han aportado mucha información y detalles muy interesantes sobre el asesinato.

Hay que decir que el juicio se perdió, aunque años más tarde el director de la CIA Richard Helms reconoció que Clay Shaw había trabajado para la CIA.

La reapertura del caso en 1976 por el congreso de los EEUU puso de manifiesto la existencia de una grabación sonora del atentado, autentificada por una comisión de expertos, en la que se reconocía que habían habido más de tres disparos aquél día. Este avance oficial, que abría el camino al reconocimiento efectivo de una conspiración, chocó de nuevo con la burla oficial cuando dicha comisión del Congreso, después de reconocer al menos un cuarto disparo, automáticamente dice que si hubo una conspiración en Dallas aquel día no hay pruebas para ello y que si hubo más disparos, no necesariamente tenían por qué estar relacionados. Tratan de decirnos, con esta estupidez, que si hubo dos tiradores aquel día sería porque dos personas diferentes había pretendido asesinar a Kennedy por su cuenta a la misma vez. ¡Increible!

Y aunque esta estupidez fuese cierta y el otro tirador no hubiese tenido nada que ver con el supuesto asesino oficial Oswald, entonces ¿quien era ese otro tirador y que ha hecho el gobierno de EEUU por detenerle?
 




4-A MODO DE CONCLUSIÓN

Es fácil deducir que John Kennedy fue asesinado porque los sectores poderosos de los aparatos económicos, militares y políticos de los EEUU, que son la misma cosa, así lo decidieron y toleraron. El motivo: los errores y poca agresividad de JFK en Cuba y su voluntad de retirar las tropas de Vietnam (decreto que firmó días antes de morir, que nunca se llevó a cabo y que se ha mantenido en secreto hasta ahora). En este asesinato se entrecruzaron, como mínimo, la connivencia del vicepresidente Johnson (nivel político) ,la CIA, el FBI y la Comunidad de Inteligencia (incluyendo el Secret Service) así como la judicatura (juez supremo Earl Warren). Los fallos de seguridad son imperdonables y si no hubiese habido una conspiración aquel día incluso alguien con una pistola podía haber matado al presidente fácilmente. La autopsia fue una autopsia militar, falseada, y todos los datos y conclusiones de la Comisión Warren están escandalosamente manipulados para la causa común de la teoría del asesino solitario.
Ese cabeza de turco llamado Oswald, que en realidad trabajó para la CIA y murió siéndolo (cuando la CIA abra sus archivos sobre él lo sabremos) un FBI que ocultó y manipuló pruebas, que perdió otras tantas por el camino, en la investigación más chapucera, manipulada y falsa de la historia de los EEUU.

Un complejo de inteligencia, formado por la CIA y otras agencias, en especial el FBI de John Edgard Hoover y en el que colaboró la comunidad exiliada cubana y los sectores anticomunistas con el objetivo de derribar a Castro, de donde salieron los asesinos (una emboscada militar a todos los efectos). Dos grupos mínimo de asesinos participaron en el operativo (aunque probablemente fueron tres): desde el deposito de libros, desde el edificio dalltex y desde el montículo. Cada grupo al menos con un tirador y un observador con radio. Además, seguramente más gente intervino: miembros disfrazados de policía o agentes secretos que en el montículos despejaron a la gente antes y después del atentado; los supuestos vagabundos; el hombre del paraguas y su acompañante brazo en alto; la mujer del pañuelo que grabó todo el atentado corriendo junto a la limusina, que tuvo una actitud extraña antes y después del atentado…

Solo en el 2039 tendremos acceso a los miles de informes de la CIA, FBI, autopsias oficiales, etc. Solo entonces, quizá, sabremos realmente la verdad. Si es que al final los publican, si es que al final no lo manipulan de nuevo.
 


5- SINÓPSIS DEL ATENTADO

 
A modo de aclaración respecto al modus operandi de los asesinos, baste esta relación esquemática del asesinato, así como de los elementos extraños, en su mayoría ya explicados.

Sobre la ruta del cortejo, ya hemos señalado que se produce una modificación del recorrido la noche anterior y no queda claro quien tiene la responsabilidad última en el tema, aunque sí está claro que tanto el alcalde Earle Cabell como el SS debían ser responsables del tema. Aquí hay que detenerse para tener en cuenta varios aspectos: ¿por qué ese cambio repentino de planes? ¿sabía el FBI y la policía de Dallas que en el TSBD trabajaba Lee Oswald, un "notorio" marxista?. Y lo que es más importante: los diarios de Dallas amanercieron esa mañana con una foto en portada del trayecto que iba a seguir la caravana. En ese trayecto no figuraba la modificación del recorrido decidida la noche anterior, por lo que el cortejo no giraría hacia la calle Elm sino que seguiría recto hacia la calle Houston. Entonces, si Oswald era el asesino solitario, aquella mañana debía desconocer el cambio de trayecto (hasta los periódicos lo desconocían), por lo que hubiera debido disparar a Kennedy subiendo por Houston ( ya que él desconocía el giro hacia Elm).

Diez minutos antes del atentado se produce una crisis de epilepsia cerca del edificio TSBD. Los testigos identifican a un hombre de piel morena, de aspecto latino. Llega una ambulancia, que lo traslada al Parkland pero cuando esta llega al aparcamiento de ambulancias del Hospital, el supuesto epiléptico se levanta de la camilla y se va andando, dejándo atónitos a los camilleros. Por tanto no ingresa en el Hospital ni es identificado ¿no es extraño este comportamiento?. No, no lo es si tenemos en cuenta que este individuo actuó con el objetivo de que su "escándalo" permitiría situar a los grupos de tiradores y a los equipos de apoyo en el atentado sin llamar la atención.

A las 12:29 la limusina irrumpe en la plaza Dealey. Va a una velocidad lenta, que se reduce a 12 Km/h cuando gira a Elm. Resulta claramente inexplicable el abandono de las más elementales medidas de seguridad: si Kennedy iba a viajar en un descapotable, deberían haberse extremado las medidas de protección, incluyendo guardias en los edificios más altos, agentes en la calle e investigaciones previas exhaustivas. Todo esto se evitó, incluyendo el escandaloso ejemplo de que en Dealey, según el SS, no había ni un solo agente de seguridad. ¿podemos creernos esta supuesta incompetencia?.
A las 12:30 suenan los disparos. Nadie atina a cifrar el número, puesto que la acústica del lugar y la impresión del atentado así lo impide. Pero hay algo que pasa inmediatamente: decenas de testigos presentes en la plaza, de repente, corren hacía el montículo de la elevación, porque han oído desde allí disparos y piensan que el asesino se encuentra allí. Varios policías motorizados se detienen y , pistola en mano, acuden al lugar. Unos afirman oler a pólvora, otros afirman haber visto el humo del disparo. Lee Bowars afirma haber visto algo extraño detrás de la valla. Y, lo más curioso de todo, cuando la gente y los policías motorizados llegan al lugar, de repente, salidos de la nada, hay varios individuos que se identifican como agentes del servicio secreto ¿quiénes son estos hombres, si el SS reconoce que no tenía a nadie apostado allí?. Decenas de testigos afirmaron a la CW que habían oido disparos desde el montículo y todos fueron rechazados ¿es esto una investigación seria? ¿Investigó la CW quienes eran aquellos extraños hombres que se identificaron como SS?. Pero hay más: Testigos apostados en el puente del Ponchartrain o de los edificios altos frente al montículo, al otro lado de la plaza, afirman haber visto a uno o varios individuos correr desde la valla hacía los trenes, estos fueron registrados por la policía y encontraron a varios "vagabundos" allí. 

Hay fotografías de un periodista de Dallas en los que se ve a tres individuos siendo conducidos por dos policias a comisaria, para su supuesta identificación. Se ve claramente en la foto como los dos individuos de delante no paracen indigentes: son jóvenes, llevan buenas ropas, van bien peinados, zapatos límpios, van afeitados. Para nada parecen vagabundos. Resulta sorprendente también ver como son conducidos por los policías de Dallas (merece la pena observar la posición del fusil de los policias,la relajación de los policias teniendo en cuenta que hace pocos minutos que ha sido asesinado un presidente de los Estados Unidos y que conducen a sospechosos). Cuando se investigó la identidad de estos vagabundos resulta que ¡no fueron identificados en comisaria!.Se les dejó marchar y ya está.¡ Todo ello en la investigación del asesinato de un presidente!. Huele mal, muy mal.



(Atención a esta fotografía. Estos son los famosos vagabundos detenidos por la policia de Dallas en un tren detrás de la valla del montículo de hierba. Fueron conducidos a comisaria pero no se les interrogó.Posteriormente fueron puestos en libertad y nada más se ha sabido de ellos.Las fotografías jamás fueron publicadas. De los tres, tan solo el último parece un vagabundo. Los dos primeros van bien vestidos, con ropa limpia, bien afeitados. Lo más sorprendente de todo es que han sido identificados: son Howard Hunt y Frank Sturgis, dos conocidos agentes de la CIA, que trabajaron para la Agencia en Amércia Latina. Sturgis fue detenido años más tarde por su implicación en el caso Watergate.¿Qué hacían dos agentes de la CIA en el lugar del atentado, si la Agencia asegura que no tenía allí a nadie? ¿Porqué se ocultó este dato? Y ¿Porqué la CW no lo investigó?





(Otra fotografía de los vagabundos, de menor calidad. Obsérvese la "relajación" de los policías que los custodian, la forma de coger sus fusiles. No parece la forma más correcta de conducir a tres sospechosos minutos después del asesinato de un presidente. ¿Porqué estas fotos jamás fueron publicadas?)



E.Howard Hunt?

En la secuencia del video de Zapruder, junto con el sonido autentificado, observamos como el primer disparo, que no hiere a Kennedy, provoca que este se gire ( la foto de Altgens muestra como los miembros del servicio secreto que van en los dos vehículos de atrás se giran al oir en disparo y como uno de ellos se detiene y bajan los agentes). Todo esto indica, junto con los testimonios de los testigos, de que el primer disparo provino de atrás, bien del depósito, bien del edificio Dalltex. El segundo disparo es el que hiere a Kennedy en el cuello. El presidente se lleva las manos al cuello, señal de un disparo frontal, disparado desde la valla del montículo.

El tercer disparo ( que podría ser simultáneo a un cuarto) hiere a Kennedy en la espalda ( se observa como el presidente va callendo lentamente hacía delante en su vehículo). Es,por tanto, un disparo efectuado desde atrás.




El quinto disparo es letal, disparado contra la cabeza desde el montículo. ( esto lo vemos gracias al video de Zapruder y al testimonio de innumerables testigos). Casi simultáneamente es disparado el sexto y último tiro, que hiere al gobernador Connally. Hay que señalar que, o bien el primero o bien el cuarto disparo serán los causantes de la herida del testigo James Tague en el triple puente ( por tanto es un disparo desde atrás), mientras que, o bien alguna bala o bien algún fragmento del resto de proyectiles, serán las causantes tanto del resto de heridas de Connally como de los desperfectos en la limusina (recogidos en las fotografías de la CW).

Quiero detenerme ahora en algunos extraños comportamientos que se sucedieron en esos escasos segundos y en los momentos posteriores.




Umbrella Man: este hombre, conocido por el término inglés que significa hombre-paraguas, es un siniestro personaje, no identificado todavía, que acudió y estuvo presente en el atentado. Iba acompañado de otro joven, de tez morena (¿cubano quizás?) y ambos estuvieron sentados en el bordillo de la calle Elm esperando a la comitiva. Una fotografía de ellos minutos antes del atentado muestra como están juntos los dos y esperando la llegada de Kennedy. Pues bien, durante el atentado, la película de Zapruder recoge un comportamiento cuando menos sospechoso de ambos: en la secuencia se observa como el hombre de negro abre el paraguas ( en plena luz del día, con un sol radiante) mientras que su acompañante latino extiende su brazo hacia arriba, más en señal de algo que de saludo.
 




(¿Qué hace un paraguas abierto en un día soleado?.¿Quiénes eran estos dos personajes sospechosos que jamás fueron identificados?. El segundo hombre, ¿está saludando o hace una señal con el brazo?)
 




Resulta sospechoso, como digo, el comportamiento de esta pareja. En 1976 apareció un hombre que afirmaba ser el umbrella man y dijo que acudió con el paraguas porque Kennedy le caía mal y quería llamar su atención para cuando éste pasara junto a él. Se le preguntó si conocía al joven de tez morena que le acompañaba y dijo que no recordaba a nadie y que él fue solo. Aparte de la falsedad de esta historia y de este testigo, está claro que umbrella man y su acompañante jugaron un papel en el atentado, quizá como señalizadores a los tiradores de que Kennedy no había sido herido
de muerte todavía (justo cuando la limusina pasaba frente e ellos). 





(Minutos antes de que pase la caravana presidencial, el hombre del paraguas y su acompañante esperan el paso de la comitiva. En 1976 el supuesto Umbrella Man dijo al Congreso que no recordaba a nadie junto a él saludando a Kennedy en el momento del atentado. Según esta foto ¿se conocían ambos?


El paraguas podría entenderse como elemento de señalización a los observadores con radio de cada grupo de tiro, mientras que su acompañante, brazo en alto, indicaba si Kennedy había sido o no mortalmente herido. El brazo extendido hacia arriba señalizaría la necesidad de realizar un disparo más, que llegó finalmente desde el montículo y que fue el que acabó con la vida del presidente.

Babuska Lady: Llamada así por el característico pañuelo en la cabeza que le da nombre. Esta mujer, que no ha sido identificada precisamente por llevar su cabeza cubierta por ese pañuelo, es fácilmente observable en las películas de Zapruder y de Nix. Esta desciende corriendo por la calle Elm, a la misma altura que la limusina. Lleva en la mano una cámara de filmar y recoje toda la secuencia en la que Kennedy recibe el disparo en la cabeza. Muchos investigadores han insinuado que estas imágenes podrían contener la prueba definitiva del tirador desde el montículo, puesto que la posición desde la que Babuska grabó el atentado era inmejorable.

Años después del atentado, un investigador recibió la visita de una mujer desconocida que decía ser la mujer de la que hablamos. Según ella, aquel día había acudido a grabar el cortejo y que a la mañana siguiente del asesinato se le presentaron dos agentes de polícia en su casa. Le dijeron que se llevaban la cinta de la cámara para utilizarla en la investigación del asesinato, pero nunca más se supo de ellos ni por supuesto de la cinta. 



(Primera instantánea de esta extraña mujer.Aquí vemos como filma el coche de Kennedy justo en el momento del disparo fatal. El valor de esta testigo radica en que ella,gracias a su cámara, recogió seguramente la imagen del asesino de la valla del montículo, que se ve al fondo. Jamás apareció esa grabación, a pesar del gran valor de la misma.)





de la cual hay ciertas dudas, lo que si es totalmente plausible es que esas imágenes constituyen quizá una prueba concluyente para el caso y, por esto mismo, no se han hecho públicas hasta ahora. Cabe una última pregunta al respecto: en una época economicista como la que vivimos, ¿ quien podría pensar que la mujer que grabó esas imágenes no las publique, pensando en la cantidad de dinero que ganaría con ello?


Sea cierto o no esta historia,otro elemento descorazonador y que ya hemos comentado es el de el innumerable listado de testigos directos o indirectos del magnicidio desaparecidos en extrañas circunstancias: asesinatos, suicidios, accidentes inexplicables o siniestros, enfermedades no detectadas, etc.

Por último, no quiero dejar pasar por alto un elemento muy significativo y que viene despejando dudas, poco a poco, respecto al atentado. La CIA ha venido desclasificando con cuentagotas algunos de sus documentos que arrojan luz sobre el caso. En muchos casos son documentos indirectos, pero directamente relacionados y que dan pistas (y en muchos casos dan la razón a aquellos que llevan años y años investigando); otros son comentarios o entrevistas de exdirectores de " la compañía" ( así llaman en EEUU a la CIA).
Entre estas declaraciones hay que destacar dos de Richard Helms, exdirector de la CIA y director del Operaciones Especiales de la agencia durante los años 60. Helms reconoció en su día que Clay Shaw había "tenído contactos" con la CIA, lo que equivale a reconocer que trabajó para la agencia. Esta fue la punta de lanza de Garrison para animar la teoría de la conspiración en el asesinato. Si durante el juicio hubieran habido pruebas feacientes de esta relación Shaw-CIA, como reconoció más tarde Helms, Garrison hubiera ganado el juicio.

En segundo lugar, hace poco Helms ha reconocido también que durante los años 50 y 60 la CIA llevó a cabo un programa, junto a otras agencias de inteligencia norteamericanas, para introducir agentes "supuestamente desertores" "desencantados" con el capitalismo, para que se exiliaran a los países del Este, en especial la URSS. Esto tenía el fin de probar una forma de penetración humana en el hasta entonces inexpugnable búnker soviético.(por aquella época el espionaje técnico de satélites y aviones espías estaba en su fase de inicio). Esta declaración es, a mi entender, todo un reconocimento de que Oswald, uno de los pocos que emigraron a la URSS en aquella época, era miembro de este programa y , por tanto, miembro de los Servicios de Inteligencia norteamericanos.
 

Otros datos rebelados han sido la desclasificación de los documentos referidos a la guerra de Vietnam y como pocos días después del magnicidio, el presidente Johnson cambió y revertió la política de Kennedy respecto a Vietnam.

También un documento reciente rebela un plan de la CIA para actuar contra las informaciones e investigaciones que ponían en duda la versión oficial del atentado, impartiendo pautas y mecanismos para silenciar y actuar contra estas investigaciones (ver siguiente apartado)
 


DOCUMENTOS SOBRE EL ASESINATO:
 
En este apartado final quiero aportar tres documentos que me parecen muy interesantes para comprender y profundizar aún más en el caso. Se trata de las conclusiones de la Comisión Warren respecto al asesinato del presidente; en segundo lugar las conclusiones del Fiscal del Distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison, que es el más importante investigador de la visión "crítica" del atentado y, por último, un informe de la CIA, desclasificado, en el que se pone de manifiesto la preocupación de la Agencia por la incredulidad de los norteamericanos respecto a las conclusiones oficiales de la Comisión Warren. Este informe recoge además toda una serie de directrices a seguir por sus agentes para "hacer creer" al pueblo norteamericano "la verdad" de la CW y negar las evidencias aportadas por otros investigadores críticos.
 



Conclusiones del Informe de la Comisión Warren



Traducción literal extraída del Warren Comisión Report

1.Los disparos que mataron al Presidente Kennedy e hirieron al Gobernador Conally fueron disparados desde la ventana del sexto piso en la esquina sudeste del Texas School Book Depository. Esta determinación se basa en lo siguiente:


a.Testigos en la escena del asesinato vieron disparar un rifle desde el sexto piso del edificio, y algunos testigos vieron un rifle en la ventana inmediatamente después de que se produjeran los disparos.

b.La casi completa bala encontrada en la camilla del Gobernador Conally en el Parkland Memorial Hospital y los dos fragmentos de bala encontrados en el asiento frontal de la limusina presidencial fueron disparados desde el Mannlicher-Carcano de 6'5 mm encontrado en la sexta planta del edificio, a la exclusión de cualquier otra arma.

c.Los tres casquillos usados encontrados cerca de la ventana en el sexto piso y en la esquina sudeste fueron disparados desde el mismo rifle que disparó la bala y fragmentos descritos anteriormente, a la exclusión de cualquier otra arma.

d.El parabrisas de la limusina presidencial fue golpeado por un fragmento de bala en la cara interior del cristal, pero no fue penetrado.

e.La naturaleza de las heridas de bala sufridas por el Presidente Kennedy y el Gobernador Conally y la localización del coche en el momento de los disparos establece que las balas fueron disparadas desde arriba y atrás de la limusina presidencial, impactando al Presidente y al Gobernador como sigue:

I.El Presidente fue primero herido por una bala que entró por la parte trasera del cuello y salió a través de la parte más baja del frente de su garganta, causando una herida que no necesariamente habría sido letal. El Presidente fue herido por segunda vez por una bala que entró por la parte derecha-trasera de su cabeza causando una gran y fatal herida.


II.El Gobernador Conally fue herido por una bala que entró por la parte derecha de su espalda y viajó hacia abajo a través de la parte derecha de su pecho, saliendo bajo su pezón derecho. Esta bala pasó después a través de su muñeca derecha y entró en su muslo izquierdo, donde causó una herida superficial.

f.No hay evidencia creíble de que los disparos fueran realizados desde el Triple Paso del Ferrocarril al frente de la caravana presidencial, o desde cualquier otra localización.

2.El peso de las pruebas indica que se realizaron tres disparos.

3.Aunque no es necesario para ninguna conclusión esencial de la Comisión determinar que disparo impactó al Gobernador Conally, hay una persuasiva evidencia de los expertos para indicar que la misma bala que atravesó la garganta del Presidente también causó las heridas del Gobernador Conally. De cualquier manera, el testimonio del Gobernador Conally y ciertos factores han dado lugar a ciertas diferencias de opinión respecto a esta probabilidad pero no hay ninguna duda en la mente de ningún miembro de esta comisión de que todos los disparos que causaron las heridas del Presidente y del Gobernador Conally fueron disparados desde la ventana del sexto piso del Texas School Book Depository.

4.Los disparos que mataron al Presidente Kennedy e hirieron al Gobernador Conally fueron disparados por Lee Harvey Oswald. Esta conclusión se basa en lo siguiente:

a.El rifle Mannlicher-Carcano de 6'5 mm desde el que se realizaron los disparos era propiedad y estaba en posesión de Oswald.

b.Oswald llevó este rifle al edificio del depósito en la mañana del 22 de Noviembre.

c.Oswald, en el momento del asesinato estaba presente en la ventana del sexto piso desde la cual fueron realizados los disparos.

d.Poco después del asesinato, el Mannlicher_Carcano que pertenecía a Oswald fue encontrado parcialmente escondido entre algunos cartones en la sexta planta y la improvisada bolsa de papel en la cual Oswald llevó el rifle al depósito fue encontrada cerca de la ventana desde la que los disparos fueron realizados.

e.Basándose en los testimonios de expertos y en el análisis de las películas del asesinato, la Comisión ha concluido que un francotirador de la capacidad de Lee Harvey Oswald pudo haber realizado los disparos desde el rifle usado en el asesinato dentro del tiempo del tiroteo. La Comisión ha concluido que Oswald poseía la habilidad con un rifle que le permitía cometer el asesinato.

f.Oswald mintió a la policía tras su arresto respecto a cuestiones importantes.

g.Oswald intentó asesinar al General Edwin A. Walker (U.S. Army) el 10 de Abril, 1963, demostrando su disposición para tomar una vida humana.

5.Oswald asesinó al patrullero J. D. Tippit aproximadamente 45 minutos después del asesinato. Esta conclusión refuerza el descubrimiento de que Oswald realizó los disparos que mataron al Presidente Kennedy e hirieron al Gobernador Conally y es apoyada por lo siguiente:

a.Dos testigos presenciales vieron el tiroteo de Tippit y siete testigos escucharon los disparos y vieron al pistolero dejar la escena con un revolver en la mano. Estos nueve testigos identificaron positivamente a Oswald como el pistolero que vieron.

b.Los casquillos encontrados en la escena del tiroteo fueron disparados por el revolver en posesión de Oswlad cuando fue arrestado, a la exclusión de cualquier otra arma.

c.El revolver en posesión de Oswald en el momento de su arresto fue comprado y pertenecía a Oswald..

d.La chaqueta de Oswald fue encontrada a lo largo del camino de huida tomado por el pistolero mientras escapaba de la escena del crimen.

6.80 minutos después del asesinato y 35 minutos después del asesinato de Tippit Oswald se resistió al arresto en el teatro intentando disparar a otro policía de Dallas.

7.La Comisión ha alcanzado las siguientes conclusiones respecto al interrogatorio de Oswald y la detención por la policía de Dallas:

a.Excepto por la fuerza requerida para realizar el arresto, Oswald no estuvo sujeto a ninguna coacción física por ningún oficial de la ley. Fue advertido de que no podía obligársele a realizar ninguna declaración y que cualquier cosa que dijera podría usarse contra él en un juicio. Fue advertido de su derecho a ser aconsejado. Se le dio la oportunidad de obtener consejo de su propia elección y se le ofreció asistencia legal de la Dallas Bar Association, la cual rechazó en ese momento.

b.Profesionales de los periódicos, la radio y la televisión fueron autorizados sin inhibición para acceder al área a través de la cual Oswald tenía que pasar cuando era trasladado desde su celda a la habitación de interrogatorios y a otras secciones del edificio, sometiendo a Oswald a hostigamiento y creando unas condiciones de caos que no conducían al ordenado interrogatorio o a la protección de los derechos del prisionero.

c.Las numerosas afirmaciones, algunas veces erróneas, hechas a la prensa por varios oficiales del orden durante este periodo de confusión y desorden en la estación de policía, habría presentado serios obstáculos para la obtención de un juicio justo para Oswald. A tal extremo la información era errónea o mal interpretada que ayudó a crear dudas, especulaciones y miedos en la mente del público que de otro modo no hubieran aflorado.

8.La Comisión ha alcanzado las siguientes conclusiones respecto al asesinato de Oswald por Jack Ruby el 24 de Noviembre, 1963:
 

a.Ruby entró en los sótanos del Departamento de Policía de Dallas poco antes de las 11:17 a.m. y mató a Lee Harvey Oswald a las 11:21

b.Aunque las pruebas del modo de entrada de Ruby no son conclusiva, la evidencia indica que bajó por la rampa desde Main Street hasta el sótano del Departamento de Policía.

c.No hay pruebas que sustenten el rumor de que Ruby fue ayudado por miembros de la policía de Dallas en el asesinato de Oswald.
 

d.La decisión del Departamento de Policía de Dallas de transferir a Oswald a la cárcel del condado a la vista del público fue desafortunada.

Los preparativos realizados por el departamento de Policía el Domingo por la mañana, solamente unas horas antes del intento de traslado, fueron inadecuados. De importancia crítica fue el hecho de que los representantes de los medios y otros no fueron excluidos del sótano incluso después de que la policía fuera notificada sobre intentos contra la vida de Oswald. Estas deficiencias contribuyeron a la muerte de Lee Harvey Oswald.

9.La Comisión no ha encontrado evidencia de que Lee Harvey Oswald ni Jack Ruby fueran parte de ninguna conspiración, interna o extranjera, para asesinar al Presidente Kennedy. La razones para esta conclusión son:


a.La Comisión no ha encontrado pruebas de que nadie ayudase a Oswald en planear o llevar a cabo el asesinato. En esta conexión han sido profusamente investigadas, además de otros factores, las circunstancias que rodean a la planificación de la ruta de la comitiva a través de Dallas, la contratación de Oswald en el Texas School Book Depository Co. el 15 de octubre de 1963, el método por el cual el rifle fue introducido en el edificio, la colocación de cajas de libros en la ventana, la huida de Oswald del edificio, y el testimonio de los testigos del tiroteo.

b.La Comisión no ha encontrado pruebas de que Oswald estuviera envuelto junto con alguna persona o grupo en una conspiración para asesinar al Presidente, aunque han sido profundamente investigados, además de otros posibles aspectos, todas las facetas de las asociaciones de Oswald, sus finanzas y hábitos personales, particularmente durante el periodo que siguió a su regreso de la Unión Soviética en Junio de 1962.

c.La Comisión no ha encontrado pruebas que muestren que Oswald estuvo empleado, persuadido o animado por cualquier gobierno extranjero para asesinar al Presidente Kennedy o de que el fuera un agente de un gobierno extranjero, aunque la Comisión ha revisado las circunstancias que rodearon la deserción de Oswald a la Unión Soviética, su vida allí desde Octubre de 1959 hasta Junio de 1962 tan lejos como podía ser reconstruida, sus conocidos contactos con el Comité Juego Limpio Para Cuba y sus visitas a las Embajadas Cubana y Soviética en Ciudad de México durante su viaje a México desde el 26 de Septiembre hasta el 3 de Octubre de 1963, y sus conocidos contactos con la Embajada Soviética en los EE.UU.

d.La Comisión ha explorado todos los intentos de Oswald de identificarse a si mismo con varios grupos políticos, incluyendo el Partido Comunista USA, el Comité Juego Limpio Para Cuba, y el Partido de los Trabajadores Socialistas, y ha sido incapaz de encontrar ninguna evidencia de que los contactos que el inició fueran relacionados con el subsecuente asesinato del Presidente.

e.Todas las pruebas ante la Comisión establecen que no hay nada que soporte la especulación de que Oswald era un agente, empleado o informante de el FBI, la CIA o cualquier otra agencia gubernamental. Han sido profundamente investigadas las relaciones anteriores al asesinato con todas las Agencias del Gobierno de los EE.UU. Todos los contactos con Oswald por cualquiera de estas Agencias fueron hechos en el ejercicio regular de sus diferentes responsabilidades.

f.Ni las relaciones directas o indirectas entre Lee Harvey Oswald y Jack Ruby han sido descubiertas por la Comisión, ni ha sido posible encontrar una prueba creíble de que se conocieran entre si aunque una profunda investigación fue hecha a partir de los numerosos rumores y especulaciones sobre tales relaciones.

g.La Comisión no ha encontrado prueba de que Jack Ruby actuará con cualquier otra persona en el asesinato de Lee Harvey Oswald.

h.Tras una cuidadosa investigación, la Comisión no ha encontrado una prueba creíble de que ni Jack Ruby ni el oficial Tippit, que fue asesinado por Oswald, se conocieran entre si o que Oswald y Tippit se conocieran entre si. Debido a la dificultad, la negación certera de que otros hayan estado envueltos, bien con Oswald o con Ruby no puede ser demostrada categóricamente, pero si hubiera alguna prueba de ello ha estado más allá del alcance de las Agencias de Investigación y los recursos de los EE.UU y no ha sido presentada a esta Comisión.

10.En su completa investigación la Comisión no ha encontrado evidencia de conspiración, subversión o deslealtad al Gobierno de los EE.UU por ningún agente local, estatal o federal.



11.Basándose en la evidencia ante la Comisión se concluye que Oswald actuó solo. Por consiguiente, para determinar los motivos del asesinato del Presidente Kennedy, uno debe mirar al asesino por sí mismo. Las claves de los motivos de Oswald pueden ser encontradas en su historia familiar, su educación o falta de ella, sus actos, sus escritos, y la recolección de aquellos que han tenido contactos íntimos con el a través de su vida. La Comisión ha presentado en este informe toda la información de fondo relativa a esta motivación que ha podido descubrir. Además otros podrán estudiar la vida de Lee Oswald y llegar a sus propias conclusiones así como a sus posibles motivos. La Comisión no puede hacer ninguna determinación definitiva de los motivos de Oswald. Se ha esforzado en aislar los factores que contribuyeron a su carácter y los cuales podrían haber influido en su decisión de asesinar al Presidente Kennedy. Estos factores fueron:

a.Su fuertemente enraizado resentimiento contra la autoridad que se expresó en una hostilidad hacia cada sociedad en la que vivió.

b.Su incapacidad para entrar en relaciones significativas con las personas, y un continuo patrón de rechazo hacia su entorno en favor de nuevos ambientes.

c.Su impulso para intentar encontrar un lugar en la historia y sus repentinas desesperaciones sobre los fracasos en sus distintas ocupaciones.

d.Su capacidad para la violencia como evidencia por su intento de matar al General Walker.

e.Su compromiso confesado al marxismo y al comunismo, cuando entendió los términos y realizó su propia interpretación de ellos; esto se expresó por un antagonismo hacia los EE.UU, por su deserción a la Unión Soviética, por su fracaso para reconciliarse con la vida en los EE.UU incluso después de su desencanto con la Unión Soviética, y por sus esfuerzos, aunque frustrados de ir a Cuba. Cada una de estas cosas contribuyó a su capacidad de arriesgarlo todo en acciones crueles e irresponsables.

12.La Comisión reconoce que las variadas responsabilidades del Presidente requieren que el haga frecuentes viajes a todas partes de EE.UU. y al extranjero. Consistente con sus altas responsabilidades, los presidentes nunca pueden ser protegidos de cualquier intento potencial. La dificultad del Servicio Secreto en alcanzar sus responsabilidades de protección varía con las actividades y la naturaleza del ocupante de la Oficina del Presidente y su predisposición para estar conforme a los planes para su seguridad. Para estimar la actuación del Servicio Secreto debe entenderse que deben realizar su trabajo con esas limitaciones. No obstante, la Comisión cree que recomendaciones para mejorar en la protección presidencial pueden desprenderse de los hechos descubiertos en esta investigación.

a.Las complejidades de la Presidencia se han incrementado tan rápidamente en los años recientes que el Servicio Secreto no ha sido capaz de desarrollar o de asegurar recursos adecuados de personal y facilidades para completar su importante cometido. Esta situación debe ser rápidamente remediada.

b.La Comisión ha concluido que el criterio y los procedimientos del Servicio Secreto designados para identificar y proteger contra personas consideradas un riesgo para el Presidente no fueron adecuadas antes del asesinato.

I.La Sección de Investigación para la Protección del Servicio Secreto, que es responsable del trabajo preventivo carecía de suficiente personal entrenado y de la asistencia técnica y mecánica necesaria para llevar a cabo sus responsabilidades.

II.Antes de el asesinato el criterio del Servicio Secreto trató las amenazas directas contra el Presidente. Aunque el Servicio Secreto las trató adecuadamente , no reconoció la necesidad de identificar otras fuentes potenciales de peligro a su seguridad. El Servicio Secreto no desarrolló un criterio adecuado y específico que definiera a esas personas o grupos que podrían presentar un peligro para el Presidente. En efecto, el Servicio Secreto confió en gran parte en otras agencias Federales o Estatales para suministrar la información necesaria para cumplir sus responsabilidades preventivas, aunque pidió información sobre las amenazas directas al Presidente.

c.La Comisión ha concluido que había un enlace y coordinación de información insuficiente entre el Servicio Secreto y otras agencias Federales necesariamente involucradas con la protección Presidencial. Aunque el FBI, en el ejercicio normal de su responsabilidad, había obtenido información considerable sobre Lee Harvey Oswald, no tenía ninguna responsabilidad oficial, bajo el criterio del Servicio Secreto existente en el momento del viaje del Presidente a Dallas, para enviar al Servicio Secreto la información que tenía sobre Oswald. La Comisión ha concluido, sin embargo, que el FBI tomó un excesivamente restrictivo punto de vista sobre su papel en el trabajo de inteligencia preventiva del asesinato. Un tratamiento más cuidadosamente coordinado del caso de Oswald por el FBI bien podía haber resultado en llamar la atención del Servicio Secreto sobre las actividades de Oswald.

d.La Comisión ha concluido que algunas de las preparaciones hechas de antemano en Dallas por el Servicio Secreto, como las detalladas medidas de seguridad tomadas en Love Field y el Trade Mart, fueron completas y bien ejecutadas. En otros aspectos, sin embargo, la Comisión ha concluido que las preparaciones de antemano para el viaje del Presidente eran deficientes.

I.Aunque el Servicio Secreto está obligado a confiar en oficiales de la ley locales, sus procedimientos en el momento del viaje de Dallas no requirieron instrucciones bien definidas acerca de las responsabilidades respectivas de los oficiales de policía y otros que ayudaron en la protección del Presidente.

II.Los procedimientos llevados a cabo por el Servicio Secreto para detectar la presencia de un asesino localizado en un edificio a lo largo de la ruta de la comitiva no fueron los adecuados. En el momento del viaje a Dallas, el Servicio Secreto, como una cuestión de rutina, no investigó o hizo que comprobaran ningún edificio localizado a lo largo de la ruta que tomaría la comitiva del Presidente. La responsabilidad de vigilar las ventanas en esos edificios durante el desfile fue dividida entre el personal de la policía local establecido en las calles para controlar al público, y los agentes del Servicio Secreto que acompañaban a la comitiva. Basándose en su investigación la Comisión ha concluido que estos preparativos durante el viaje a Dallas fueron claramente insuficientes.
 

e.La configuración del automóvil Presidencial y el orden de colocación de los agentes del Servicio Secreto en el automóvil no proporcionaron a estos la oportunidad que deberían haber tenido para asistir inmediatamente al Presidente al primer signo de peligro.

f.Dentro de estas limitaciones, sin embargo, la Comisión encuentra que los agentes inmediatamente responsables de la seguridad del Presidente reaccionaron rápidamente en el momento que los disparos fueron realizados desde el Texas School Book Depository.






Portada del informe de la Comisión Warren


La investigación de Jim Garrison




Cuando se produjo el atentado contra John F.Kennedy en Noviembre de 1.963, Jim Garrison era el Fiscal de Distrito de Nueva Orleans, Lousiana.

Poco después de producirse la detención de Oswald comenzaron a emitirse por la televisión y la radio informaciones sobre su pasado, el cual incluía a la sureña ciudad de Nueva Orleans en varias referencias: Oswald había nacido allí veinticuatro años antes y Oswald había estado trabajando allí durante tres meses en el verano de 1.963, el verano anterior al asesinato. Garrison pensó que su oficina debía investigar las posibles conexiones de Oswald en su ciudad, principalmente para cubrirse las espaldas si el FBI se interesaba por el asunto, y el mismo sábado 23 de Noviembre se puso manos a la obra, encargando a varios de sus ayudantes que recabaran información sobre el paso de Oswald por Nueva Orleans.

El lunes veinticinco mientras analizaban en el despacho de la fiscalía los resultados de sus investigaciones, descubrieron que el presunto asesino habia sido visto en repetidas ocasiones durante el verano con un hombre llamado David Ferrie. Ferrie era un tipo raro, que sufría una enfermedad que hacía que se le cayera el pelo de todo el cuerpo, por lo que llevaba unas grotescas cejas pintadas y un extrafalario peluquín rojizo que le daban un aspecto un tanto ridículo. Pero realmente Ferrie era alguien muy a tener en cuenta. Había sido piloto de la Eastern Airlines, aunque fue despedido por un incidente homosexual. Realmente era un piloto muy bueno. Se decia que era capaz de aterrizar y despegar en cualquier pista por pequeña que esta fuera. Tenía un alto coeficiente intelectual, habia estudiado derecho, medicina, filosofía, teología,... era un experto manejando armas de fuego y se rumoreaba que realizaba trabajos para la "agencia" (CIA).

Un investigador de la oficina de Garrison llegó con una información referente a que Ferrie había realizado un precipitado viaje a Texas justo el dia del asesinato del presidente Kennedy. Ante esto, Garrison llamó a Ferrie a su despacho para realizarle algunas preguntas sobre su viaje a Texas. Comoquiera que las respuestas de Ferrie no satisfacieron a Garrison, éste ordenó que Ferrie fuese detenido por el FBI para proceder a un más detallado interrogatorio. El FBI declaró, tras interrogar a Ferrie, que no habían encontrado nada sospechoso en él y le dejaron marchar. Garrison apoyó la decisión del FBI y decidió dejar la investigación del caso.

Tres años más tarde, en 1966, Garrison mantuvo una conversación informal con el Senador estadounidense Russel Long en la que éste le mostraba sus dudas respecto a como había sido resuelto el asunto del asesinato del presidente por la Comisión Warren. Garrison quedó perplejo pues él, al igual que todos los norteamericanos, había creido a pies juntillas la versión ofrecida por la Comisión Warren de que Lee H. Oswald, actuando en solitario, había asesinado a JFK. Motivado por estas dudas encargó los voluminosos veintiséis tomos del informe más las audiencias y se sumergió durante semanas en el estudio del texto. Lo que encontró le desconcertó aún más: los testimonios de los testigos habían sido descartados selectivamente, habían desaparecido pruebas, otras eran circunstanciales, no se había profundizado sobre determinadas pistas, no había un índice por el que buscar... demasiadas cosas mal hechas para una investigación del prestigio de la Comisión Warren.

Una de las cosas que más le llamó la atención fué la declaración de un Coronel de los Marines que decía que Oswald había realizado un mal examen de ruso. ¿Examen de ruso?. Garrison, en sus muchos años en el ejército y en la Guardia Nacional nunca había visto a un soldado raso pasar un examen de ruso. Esto le causó una profunda curiosidad y decidió volver a poner manos a la obra e investigar, ahora con la perspectiva del tiempo, lo que habían comenzado tres años antes.

El primer paso fué dirigirse a la calle Camp 544, dirección en la que Oswald trabajó durante el verano del 63. Esta dirección aparecía en uno de los panfletos del comité "Juego Limpio para Cuba" que Oswald había estado repartiendo en Nueva Orleans. Para su sorpresa, el número 544 Camp Street era el mismo edificio que el 531 de la calle Lafayette, ya que hacía esquina. ¿Y quien había en el 531 Lafayette en 1963? Alli estaba la oficina de detectives de Guy F. Banister, ex-agente del FBI, miembro de la John Birch Society, los Minutemen, fundador de asociaciones anti-castristas y conocido ultra-derechista de Nueva Orleans. Garrison se preguntó porqué Oswald habría elegido como cuartel general para la distribución de sus panfletos comunistas el mismo edificio desde el que se controlaba a los cubanos anticastristas que tramaban una nueva invasión de la isla para derrocar a Castro. Un poco más abajo de la esquina de Camp y Lafayette se encontraban las oficinas de la ONI (Oficina Naval de Inteligencia), la CIA y el FBI. Un lugar un poco extraño para que un marxista se ponga a desarrollar su actividad propagandistica.

Con Guy F. Banister había trabajado durante 10 años un hombre llamado Jack Martin, un detective privado con problemas de alcohol al que Banister había proporcionado un trabajo en su agencia de detectives debido a su amistad. Martin declaró que el 22 de Noviembre de 1963 él y Banister habían estado bebiendo desde que se anunció la muerte de Kennedy hasta bien entrada la tarde. De regreso a la oficina habían discutido y Banister le propinó una paliza a Martin con la culata de su Magnum que casi le envía a la morgue. Martin declaró a Garrison que durante el verano del 63 habían desfilado por el 531 de Lafayette multitud de cubanos, todos vestidos como militares, y armas de todo tipo. Al parecer iban destinadas a una operación que Banister manejaba y que estaba relacionada con una futura invasión de Cuba. También declaró que uno de los más asiduos en esas reuniones era David Ferrie. Garrison recordó inmediatamente el incidente de tres años antes con Ferrie y se dió cuenta de que había encontrado un punto de conexión entre las dos historias.

Otro de los aspectos que vinculaba a la ciudad de Nueva Orleans con el asesinato apuntaba a un abogado de la ciudad llamado Dean Andrews. Andrews había asesorado a Oswald durante el verano del 63 en ciertos asuntos relacionados con la ciudadanía de su esposa, Marina, a petición de alguien llamado Clay Bertrand. Más tarde Andrews declaró a la Comisión Warren que en la noche del 22 de Noviembre del 63 Bertrand le había telefoneado para que acudiese a Dallas a defender a Lee H. Oswald, el cual había comparecido en una rueda de prensa reclamando asistencia legal. Andrews dijo no conocer personalmente al tal Bertrand. Sólo sabía que este hombre de vez en cuando le llamaba y le daba casos.

Como Garrison era amigo desde hacía tiempo de Andrews, le interrogó informalmente sobre la identidad de Bertrand, pero Andrews se negó a contestarle. Fue entonces cuando Garrison se decidió a "peinar" la ciudad hasta encontrar a Clay Bertrand. Tres semanas después consiguieron un testimonio que identificaba a Clay Bertrand, y para su sorpresa, resulto que Bertrand era el alias de Clay Shaw, un conocido y respetado hombre de negocios de Nueva Orleans, director del Centro Mundial Comercial.

Indagando sobre Cláy Shaw/Bertrand supieron que él y otro hombre llamado David Ferrie eran buenos amigos y constantemente se les veía juntos. ¿Otra vez Ferrie? Si, parecía estar presente en cada aspecto de la investigación. Se descubrió además que Ferrie y Oswald se habían conocido años antes, cuando Oswald siendo un adolescente se había enrolado en las filas de la Patrulla Aérea Civil, de la cual Ferrie era el líder y organizador.
 


Empezaban a tomar forma una serie de incongruencias que llamaban poderosamente la atención de Garrison: por un lado teníamos al inútil Oswald que no ha sido capaz de hacer nada bien en la vida, ni siquiera mantener su familia unida y que es un marxista convencido capaz de desertar a la Unión Soviética, volver y asesinar al Presidente de EE.UU. sólo por destacar, y por otro lado a un joven ex-marine con conexiones con personajes vinculados a los servicios de inteligencia, que se examina de ruso en el ejército y es destinado a una base de alta tecnología en Japón desde la que parten los aviones espía U2 que fotografían el suelo soviético, desaparece en la Unión soviética durante tres años sin escribir siquiera a su madre y después regresa a EE.UU. sin problemas, encuentra trabajo en una empresa que realiza mapas para el ministerio de defensa y comienza a relacionarse en Dallas con personas de la aristocracia rusa e inmigrantes rusos que ideológicamente están, en palabras del propio Garrison, más a la derecha que el Zar Nicolás, viaja a Nueva Orleans y crea una asociación para el juego limpio hacia Cuba (aparentemente sin dinero, pues él no disponía personalmente de ni un centavo y sin embargo contrataba a muchachos que le ayudaban a repartir los panfletos y a los que pagaba puntualmente al contado) en el mismo edificio desde el que personas con conexiones con la comunidad de inteligencia traman invasiones de la isla para derrocar al dictador Castro. ¿Cual es el Oswald auténtico?.

La investigación de Garrison sufre un duro revés cuando, debido a filtraciones prematuras e inevitables (al hablar con ciertos testigos estos a su vez hablan con terceras personas), la prensa se entera de lo que el Fiscal de Distrito se trae entre manos. Estalla un escándalo en el que le acusan de malgastar los fondos de la Fiscalía en investigaciones sin sentido y además deja de contar con el factor sorpresa tan importante en cualquier investigación. David Ferrie se aterroriza ante los titulares de los periódicos y comienza a desmoronarse. Habla con los hombres de Garrison y les dice que su vida ya no vale nada, que es hombre muerto. Los ayudantes de Garrison le prometen protección si declara lo que sabe, pero Ferrie aparece muerto unos días después en su apartamento, aparentemente por una embolia aunque se encuentran dos notas de suicidio sin firmar y varios frascos de pastillas vacíos junto al cadáver.

Con la muerte de Ferrie, Garrison pierde la reina de su partida de ajedrez, y debe replantearse su estrategia para continuar. Vuelca sus esfuerzos en encontrar testimonios que vincúlen a Ferrie con Shaw, a Shaw con Oswald, a Oswald con Ferrie, Banister y los cubanos anti-castristas,... En la pequeña población de Clinton encuentran numerosos testigos que vieron a Oswald acudir a este pueblecito en un lujoso coche junto a dos hombres (los cuales fueron descritos como Shaw y Ferrie) sólamente para inscribirse como votante en 1963. Indagando sobre esta pista descubrieron que Oswald había presentado una solicitud de trabajo en el Hospital Mental de Clinton. Le habían recomendado que se inscribiera como votante en esa población para que le fuese más fácil obtener el empleo. A todo el mundo en el pueblo le habían llamado la atención los tres forasteros, especialmente el hombre de las cejas extrañas y el del pelo blanco y porte aristocrático. De esta pista obtuvieron varios testigos importantes que vinculaban a Shaw, Oswald y Ferrie, pero ni todos ellos juntos podían sumar un testimonio de la importancia del que hubiese prestado el propio Ferrie.

Garrison tenía un testigo de excepción: Perry Russo. Russo afirmaba haber estado presente en una reunión en la que se encontraban Bertrand (Shaw), Ferrie y un tal Leon al que Russo identificaba inequívocamente como Oswald. Además, según Russo, en aquella reunión había una serie de cubanos anticastristas y durante la noche, Ferrie bajo los efectos del alcohol, alardeaba de que iban a asesinar a Kennedy. Los cubanos se pusieron a especular sobre las posibilidades que tendrían y describieron con detalle un plan para llevar a cabo el atentado. Russo, dada la importancia de su afirmación, fue sometido incluso a sesiones de hipnosis en las que corroboró su declaración. Con este testigo clave, Garrison procedió a la detención de Shaw bajo el cargo de conspiración para asesinar al presidente Kennedy el 1 de Marzo de 1967.

A las voces que atacaban a Garrison por el asunto de los gastos de la oficina de la fiscalía se unen a hora otras que claman contra la injusticia que es acusar a un eminente miembro de la sociedad de Nueva Orleans con vagas pistas e inconsistentes pruebas. La presión de los medios de comunicación es grande sobre Garrison durante los dos años que dura la instrucción del sumario contra Shaw. Garrison incluso llega a denunciar que su oficina había sido "pinchada" con micrófonos, que habían desaparecido documentos de sus archivos y que varios de sus colaboradores habían resultado ser saboteadores que habían manipulado pruebas y documentos.


El juicio contra Shaw se inicia el 29 de Enero de 1969. La estrategia de Garrison se basaba en a) demostrar que un personaje llamado Clay Bertrand había estado intimamente relacionado con la CIA, con Oswald y con el asesinato de Kennedy, amén de varios grupos de conspiradores y b) demostrar que Clay Bertrand era realmente Clay Shaw. Shaw negó bajo juramento pertenecer a la CIA, haber conocido a David Ferrie o a Lee H. Oswald y por supuesto haber conspirado para asesinar a Kennedy. Después desfiló la legión de testigos de Garrison, pero la defensa fue deshaciendo sus testimonios uno por uno. Acertó en lo primero pero falló en lo segundo. El jurado reconoció que existían abundantes pruebas de que el Presidente Kennedy había sido asesinado como consecuencia de una conspiración, pero fallaron a favor de Shaw afirmando que no se había demostrado que Shaw fuera Bertrand y, por lo tanto, estuviese implicado.

Aunque Garrison perdió el juicio contra Shaw, realmente obtuvo una importante victoria al conseguir que un jurado dudara de las conclusiones de la Comisión Warren, con lo que logró convulsionar a la opinión pública norteamericana. Además, las sospechas de que Clay Shaw había estado contratado por la CIA durante un largo tiempo se vieron confirmadas años después (cuando ya no valían para convencer al jurado) por el ex-director de la CIA Richard Helms, el cual, en un juicio bajo juramento declaró que Clay Shaw había estado relacionado con la agencia, y que era normal que si se le preguntaba a algún agente de la "agencia" sobre si pertenecía a ésta o no, tenía instrucciones para mentir incluso bajo juramento.

De todas maneras, gracias a la investigación de Garrison (sin duda la más importante hasta la fecha) hemos sabido muchas cosas que no conoceríamos merced al informe de la Comisión Warren, como la conexión de Oswald y Banister en el 544 de Camp Street en Nueva Orleans, algo que ni siquiera fue investigado por la Comisión. También fué el primero en exhibir públicamente el film de Zapruder y hacer notar el hecho de que la cabeza de Kennedy se desplaza hacia atrás y a la izquierda después del tiro a la cabeza, etc.
 


Documento CIA #1035-960


¿Que es desinformación? La capacidad de alterar la opinión pública en un sentido u en otro mediante técnicas de "guerrilla mediática". Este documento desclasificado a raiz de las peticiones del Comité Church establece claramente las premisas de desinformación que ha de seguir la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para contraatacar las críticas cada vez mayores al resultado del trabajo de la Comisión Warren.

fuente:http://www.mdvnet.com/Kennedy/

Nuevos indicios como el testimonio de E.Howard hunt (ligado a una de las fotos de los vagabundos detenidos) a su hijo poco antes de morir  implican a Richard Nixon como el responsable de la operacion 40 para intervenir contra fidel castro (bahia de cochinos),algunos de estos agentes eran Frank Sturgis,David Morales o el propio Hunt luego  implicados en el watergate a los que Kennedy retiro su respaldo.Hunt tanbien implica a Lindon B. Jonshon como uno de los grandes implicados.
Segun Russ Baker, george bush (padre) estuvo la vispera del 22 noviembre de 1963 en Dallas e incluso en la misma mañana,aunque el dice no recordar donde estuvo ese dia.A los años  fue nombrado jefe de la CIA y mas tarde presidente de EEUU por Gerald Ford miemro de la comision Warren y mas tarde presidente de los Estados Unidos.A su vez George bush era un gran amigo de George de Mohrenschildt (contacto de Oswald en la CIA) el cual envio una carta a Geoge Bush cuando este era director de la CIA pidiendole ayuda pues habia estado hablando demasiado de Oswald y tenia miedo, a los pocos meses aparecio muerto dijeron que fue un suicidio.

En este video podemos ver algunas de estas conexiones:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...